DORAYAKIS

Los que tenéis peques en casa seguro que sabéis qué son los Dorayakis. Los que no os lo digo, son las tortitas rellenas  que come Doraemon, si , si el de los dibujitos animados que tanto le gusta a mi niña.

La receta la he sacado del maravilloso blog Etología Familiar, podéis encontrar mas información sobre la procedencia y relleno que usan los Japoneses.

Los hice para darle la sorpresa a mi hija, y vaya si se la llevó! después no paraba de contarle a las amiguitas que había merendado Dorayakis!! Hurra!! jajajajajaj Les gustó tanto a ella y a mi maridito que aunque no me quedaron muy bien os lo presento a petición de ellos.

Dorayakis sin gluten y sin lactosa

Ingredientes: para 6 dorayakis

  • 100 gr de harina de arroz
  • 50 gr de maizena
  • 50 gr de almidón de yuca, marca Yoki
  • 1 huevo
  • 75 ml de agua
  • 30gr (1 cucharada sopera) de miel
  • 75 gr de azúcar
  • 4 gr de levadura química (1 cucharadita)
(Por cierto, si no tienes intolerancia al gluten, la receta original son sólo 100 gr de harina de trigo).
 

  Este lo iba a cortar bien  y cuando me quiero dar cuenta ya estaba mi niña dándole el bocado!! ala!! jajaja

Preparación:

  1. Poner en un bol los líquidos, y el huevo. Batiendo con unas varillas, ir añadiendo el azúcar y luego las harinas con la levadura.  Mezclar bien, que no queden grumos. También se puede hacer con la batidora, o en la termomix, pero se mezcla tan fácil, que no merece ni la pena.
  2. Dejar reposar una media hora en el frigorífico.
  3. Sacar la masa, que es líquida pero espesa. Coger una sartén antiadherente, mejor si es amplia (así se les da la vuelta con mayor facilidad). No hace falta echar aceite, pero se puede untar la sartén con un poco, y quitarla con papel de cocina. Con un cacito, echar en una sartén como medio cacito de la masa. Se expandirá hasta formar un círculo, como un CD de grande, más o menos. Poner a fuego medio, y esperar a que haga agujeritos por toda la superficie.
  4. Con una paleta, meter la punta por debajo, despegar y dar la vuelta a la tortita. Esperar como medio minuto, se despega con cuidado, y se saca a un plato. Hay que tener en cuenta que la masa no tiene nada de grasa, y se pegan algo más que las tortitas  normales, así que hay que tener cuidado para que no se rompan.
  5. Cuando estén todas las tortitas terminadas, se rellenan. Primero hay que ordenar las tortitas de dos en dos, las de tamaño más parecido juntas. Poner una cucharada del relleno que se quiera (yo mermelada y Nocilla). Poner un pegote gordo en medio, y luego repartir por toda la masa. Mejor que quede muy finito por los bordes, para que se pegue bien, y más grueso por el centro.
Nota: Si te sobran, puedes envolverlas en papel film y congelarlas. Al sacarlas, las calientas en un horno, o en el micro, y quedan perfectos.