BIZCOCHO DE CALABACÍN Y CANELA

Si! si! Lo he escrito bien,no me he equivocado! 😉

Es calabacín! jejeje  y mas bueno creo que no puede estar! Disfrutamos mucho comiéndolo, sobre todo yo, “jijiji” porque jugamos a que “mi ganaillo” tenían que adivinar el ingrediente secreto, como no le quité la piel, porque lleva muchas vitaminas y no se nota nada al comerlo pero si a la vista se le ve las mijitas verdes, pues dijeron muchas cosas verdes pero nada, no acertaron, esperé (muy poco) a que terminaran de comerlo, y se los dije!! Tachan!! a mi niña no le gusta el calabacín y el bizcocho le encantó! Biennnnnn…!

Queda muy tierno, jugoso gracias al calabacín, con un toque muy bueno y muy suave a canela.

Pues hoy para el cole le toca desayunar galletas y ha querido cambiarlas por el bizcocho, no digo mas.

Bizcocho de calabacín y canela

Fuente receta: La manzana dulce de Eva

Ingredientes:

  • 250 g. calabacín  (con piel)
  • 3 huevos
  • una pizca de sal
  • ralladura de un limón
  • 130 g. azúcar
  • 210 g. harina sin gluten (yo 100 Beiker+70 harina de arroz+40 Maizena)
  • 100 g. aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura de repostería sin gluten Hacendado
  • 1 cucharadita de canela molida (no comprarla nunca a granel por la contaminación cruzada)
  • azúcar glas sin gluten para adornar (opcional)
  • la punta de la cucharilla de goma xantana (opcional)

Elaboración:

  1. Mezclamos las harinas con la sal, la levadura y la canela, reservar.
  2. Rallar o picar muy fino el calabacín, (yo lo he lavado muy bien y le he dejado la piel porque tiene vitaminas y no se nota absolutamente nada al comerlo),reservar.
  3. Batir los 3 huevos junto a la ralladura del limón y el azúcar, hasta que aumente el doble su volumen. Lo hago con varillas eléctricas.
  4. A continuación le añadimos el aceite en forma de hilo para que no se nos baje y  seguimos batiendo con las varillas eléctricas.
  5. Incorporamos la mezcla de harinas, sal, levadura y canela que teníamos reservada  y  el calabacín rallado, mezclandolo con movimientos envolventes.
  6. Engrasar un molde y precalentar el horno a 180º C  durante unos 10 minutos.
  7. Pasamos la masa al molde y horneamos con calor solo abajo a 180º C durante unos 40 minutos, (los últimos 10 minutos con calor arriba y abajo) , el tiempo dependerá de cada horno.
  8. Una vez esté hecho, lo dejamos unos 10 minutos en el molde fuera del horno, luego desmoldamos y dejamos enfriar, una vez frio adornar con lo que queráis, yo le puse azúcar glas.

Espero que os guste!

A los que tenéis peques os animo aún mas a que lo preparéis, si no queréis que se vea el verde pelar el calabacín, a mi niña no le importó nada verlo porque le pudo mas el sabor.

Anuncios