PANNA COTTA DE SAN VALENTÍN

La primera vez que hago este postre Italiano, es como un flan, su traducción es “nata cocida” porque lo suelen hacer solo con nata, pero por la blogosfera se encuentran de muchos sabores y formas, recuerdo haberlo comido en un restaurante Italiano hace ya muchos años…, deciros que me ha apetecido hacerla de queso y como hoy es San Valentín pues también le he puesto corazones de gelatina. Hoy he tenido ayudante de cocina y de fotografía, tengo a mi peque malita en casa y bien que la he entretenido haciendo muchooooosssss corazones, jejeje y preparando la decoración de las fotos, que esperamos os gusten.

Feliz San Valentín

Espero que a pesar de la crisis y todo lo mal que lo estamos pasando, tod@s tengáis lo principal, alguien a vuestro lado que os quiera, os entienda y os apoye en todo.Os animo a que les digáis hoy (y siempre) ¡ te quiero !

Panna Cotta de queso y corazones de gelatina. San Valentínpanna cotta 001panna cotta 004panna cotta 012panna cotta 014

Me he inspirado en la receta de: Kanela y Limón . La suya es de chocolate blanco. Elegid vosotr@s.

Ingredientes:

(Para unas 4 copas)

  • 400ml. nata de montar sin gluten de Mercadona.
  • 100ml. de leche
  • 4 hojas de gelatina
  • 100g. de azúcar (podéis poner algo mas ya que no queda muy dulce con esta cantidad)
  • 100g. queso de untar Hacendado sin gluten

Para decorar:

  • 1 sobre de gelatina de fresa Hacendado sin gluten
  •  Nata para montar sin gluten Hacendado

Preparación:

  1. La noche antes (o por lo menos unas horas antes, que le dé tiempo a cuajarse bien) peparamos la gelatina siguiendo las instruciones del paquete pero utilizando la mitad del líquido recomendado.
  2. Volcamos la gelatina liquida en una fuente amplia para que quede una una lámina de gelatina, metemos en la nevera hasta el día siguiente.
  3. Una vez bien cuajada y fría la gelatina, vamos ha hacer la panna cotta, ponemos las hojas de gelatina ha hidratar en agua fría.
  4. Mientras ponemos una cacerola al fuego con la nata y el queso removemos constantemente hasta que se disuelva y mezcle bien el queso.
  5. Añadimos las hojas de gelatina, movemos bien hasta que se disuelva por completo.
  6. Retiramos del fuego, colamos la mezcla y le agregamos el azúcar y la leche removiendo bien.
  7. Dejamos que se temple.
  8. Mientras se va enfriando la panna cotta, cogemos un cortador de pastas y vamos cortando los corazones de la lámina de gelatina, con mucho cuidado para que no se nos rompan.
  9. Las vamos poniendo dentro de las copas de forma decorativa, (se quedan pegadas solas) Las metemos en la nevera.
  10. Cuando esté casi fría o fría del todo la panna cotta, sacamos las copas y las vamos rellenando, las volvemos a meter en la nevera.
  11. Montamos la nata con azúcar al gusto y la metemos en la manga pastelera.
  12. Sacamos de nuevo las copas y las terminamos de rellenar con la nata montada.Yo le he puesto mas corazones encima, que a mi peque le encantan!

Nota: Con los recortes que han ido quedando de la gelatina he rellenado algunos vasos, poniéndolos en trocitos entre la panna cotta y la nata. La gelatina la podéis hacer del sabor y formas que queráis y para decorar tartas …etc…