Pesadilla

Parece una pesadilla pero por desgracia no lo es. Ayer recibí la peor llamada de mi vida, me quedé sin poder hablar y solo pensando en que tenia que ser una terrible pesadilla. La vida es demasiado dura, difícil. Parece que las desgracias se ceban con las mejores y mas inocentes y buenas de las personas que existen en la tierra.

Mi querida amiga: Ojala pudiera estar a tu lado en estos momentos tan duros para ti y tu familia, es inimaginable el dolor tan grande que tienes.No te puedo dar palabras de consuelo ni de nada porque no las hay. Solo decirte que mi mente, mi alma y mi corazón están contigo.